"...El maguey es como la raíz de nuestra tierra y el pulque su sangre, una sangre que debiera seguir alimentándonos...”




lunes, 14 de julio de 2014

Caminando Por Beethoven Un Amor Yo Me Encontré II: Juan Penas y El Calambres




La jarra de avena se terminaba, despacio daba los últimos sorbos porque un manjar como aquel tiene que durar lo suficiente en lo que traen la otra jarra, me dedico a explorar el entorno las paredes pintadas de verde hacen que la luz entre de una forma armoniosa, las muchas fotografías y pinturas le dan ese toque exótico y al mismo tiempo muy encimado, la rockola esta muda, la desconectaron porque el Juan Penas local esta deleitando a todos con Toda Una Vida:

"toda una vida me estaría contigo
no me importa en que forma
ni donde, ni como
pero junto a ti..."

Pasea con su guitarra, nos observa a todos y sus ojos empiezan a empañarse, el Manitas le dice "échele coraza mi Juan Penas que pa eso vinimos, pa sufrir na mas" hasta el juego detienen cuando canta a toda voz: 

"no me cansaría de decirte 
pero siempre siempre
que eres en mi vida 
ansiedad, angustia y desesperación"

Cuando termina de cantar, los presentes irrumpimos en vitoreos, aplausos y muchos silbidos, uno grita "salud mis chingones" otro mas borracho se atreve a confesar "por ellas aunque mal paguen" el Juan Penas se sienta junto a Perico y le pide un vaso de pulque, Perico se lo acerca y le dice "pa Ud una jarrota para que no desentone chingados, orale pinche Tatun, una jarra de cara blanca pal Penas" con su guitarra en mano, y una sonrisa para todos dice que quiere cantar otra para darnos las gracias por la atención, en ese momento llega el Calambres con su bolsa de herramientas que avienta a un banco, su paso lento lo lleva a la barra, saca sus $22 pesotes y pide una jarra de blanco licor para seguir la jornada de trabajo, el Choforo le dice que guarde su dinero, Calambres se siente insultado y le vocifera "mi dinero vale como el de todos, cabron" el Choforo se ríe y le dice "nada de eso mi 7 dedos, lo que pasa es que estamos escuchando al Canta Recio, la hora feliz pues, la otra que te chingues si me la pagas" Calambres sonríe "no pos así esta bueno", le llevan su jarra a la mesa, me saluda y se sienta frente a mi.

Ahora Juan Penas nos dice "ora ahí les va otra mis compañeros: Falsa", justo cuando dice eso entran dos señoras del mercado con sus delantales rojos, una de ellas gordita y la otra flaca, la gordita dice "a huevo manita llegamos a la variedad" la otra responde carcajeándose "cabrones parece que están en la pulquería" todos nos destornillamos de risa "échale mi canta recio" grita el Tatun.

"encontré que también ellas mentían
y fingían como tu
lo hacías conmigo
finalmente comprendo que en la vida
todo es falso, pero tu eres mucho mas..."

Los cuchicheos entre las señoras no se hacen esperar, una de ellas dice en voz bastante alta "los hombres también son falsos ¿verdad Manita?" la otra no responde porque el bote de cooperacha empieza a rolar cuando la canción esta a punto de terminar y la voz alargada del Juan Penas dice:

"pero tu eres mucho maaaaaas..."

El bote de Crema se esta llenando, no es mucho, apenas es de un cuarto, pero se esta llenando, los del domino cooperan sin chistar, aviento una moneda de $5, agradece a todos, se sienta en su rincón con su jarra de pulque, se agarra la cabeza y parece triste, mira hacia la barra y suspira, su traje verde desgastado, se ve que esta roto del saco y la camisa amarillenta de tanto lavarla con jabones de mala calidad, vuelve a suspirar y cuenta el dinero silencioso, el Choforo me dice "ese señor ya no encuentra trabajo, de joven estuvo en varios tríos y de apoyo con los Diamante y Los Tres Ases, pero ahora nada, en los bares lo corren, en las taquerias me lo han querido madrear, aquí es el rey del canto"

El Calambres sentado frente a mi con su vaso en mano me dice "si mano, esa me recordó a la Sara, que me dejo, bueno no se si me dejo o yo la deje a ella, porque cuando uno esta, pero no esta en realidad, pues uno no sabe, no, mira, aquí lo que importa es que uno tiene vida, que uno le puede echar huevos a lo que sea, esa canción dolió, si pero dolería mas si esa vieja se hubiera ido con un hijo mio, porque mis hijos me corresponden mal, yo perdí mis dedos trabajando para ellos, si uno cumple, que nunca esta en casa, que si uno esta en la casa, que uno es un pinche baquetón, así no se puede" le da un largo sorbo a su vaso, se termina el pulque, se sirve mas, yo con mi segunda jarra de avena voy por el cuarto vaso, me ve y me dice "Ud no es casado, no sabe, pero tiene amigos, eso si sabe, tener amigos es lo mejor, porque cuando uno esta cayéndose, ellos lo evitan, yo tengo amigos, tengo al Choforo que luego me da chance de quedarme aquí, eso lo hacen los amigos, ellos son familia, ellos son lo que a veces uno necesita".

Me quedo callado mientras bebo, conectan la rockola de nuevo, pasan los minutos y los dos estamos mirando nuestros vasos, las voces del domino se dejan oír "pito y tres" a lo que contesta otro "te metieron un susto porque ahi va la leche" el tercero en la partida ríe y contesta "zacarias no vino pero trajo al mula de su hijo que es el 3" una serie de chascarrillos que entiendo (por fortuna mi educación alburera empezó desde que aprendí a hablar) el Calambres retoma la platica y me dice "mira cuando uno esta solo, lo que mas necesita es platicar, esas chingaderas de que uno esta mejor solo no son ciertas, yo ya estuve mucho tiempo solo mano, pero ora vine con ganas de platicar". Le digo que con gusto lo voy a escuchar mientras en la rockola alguien puso canciones, a la segunda solo alcanzo a escuchar:

"tienes que sonreír, sonreír, Payasito
piensa bien que a ti ella su amor no te dará
tu destino ya esta para siempre marcado
Payasito, a ti no te amara..."

Calambres saca un pañuelo rojo y se seca los ojos y me dice "no me da pena llorar, porque soy muy hombre, yo también puedo llorar, ¿a poco no, Gordito?" no respondo porque la canción me tiene hipnotizado:

"payasito, a ti no te amara..."

"Para llorar se necesitan huevos, ya en esta vida he llorado mucho, yo ya enterré a dos de mis hijos, ya que mas me queda, disfrutar un poco, mi pulque, esta bien sabroso mi pulque"

Noto la quietud del lugar, la mayoría se han ido, las mesas lucen vacías y ya se acabo el curado de Apio, pido otra jarra de avena para poder tener energía y caminar hasta la raza o Tlatelolco, le echo combustible a mi tanque, mi enorme tanque, me sobo la panza y Calambres me pregunta "¿ya mero te vas, Carnal?" le digo "si, ya es hora, tengo aquí como dos horas y todavía tengo que ir por unas guías para mi examen" Calambres me muestra su desdentada sonrisa y dice "así me gusta, Gordito, échele huevos a la escuela, ahí nos andamos viendo tonces, ahí los vidrios, carnal" en el ambiente suena una canción que irrumpe al Calambres y sus buenos deseos:

"nadie supo lo que sucedió
pero el auto de Tommy volcó
en llamas y herido aun lloro
con débil voz alcanzo a decir
dile que la quiero, que la necesito..."

"Yo necesito mas pulque, porque esta haciendo frió, Gordito" vuelve a sonreír "Choforo otra jarra" al pagar mis jarras de avena, volteo a ver hacia la mesa, Calambres mueve su mano con 3 dedos y me dice "ahí la vemos prontito". Solo sonrió, muchas cosas pasan por mi mente pero solo puedo sonreír.

Al alejarme del Amor Tranquilo escucho a Cesar Costa cantar con mucha ternura y dolor:

"dile que la quiero..."

Creo que yo también necesitaba mas pulque porque efectivamente después de tanta canción triste, empieza el frió.


FELIPOSO